Investigación: Telecomunicaciones

Durante nuestra residencia de investigación en hangar, hemos trabajado sobre el espacio, las conexiones y el flujo de la información por medio del software de telepresencia Scenic. De otra forma, hemos querido tocar otros lenguajes como la realidad virtual y la robótica para una telepresencia más corporea.

En primera instancia, los ejercicios que hicimos iban al encuentro de formas de representación, pero también de construcción de interfaces para el arte de la comunicación.

En las estrategias para la telepresencia queremos superar las limitaciones físicas del mundo y de los humanos e ir más allá de “el mensaje sin cuerpo” propio de las telecomunicaciones. La telepresencia en sí misma es comunicación expandida y por tanto potencia la mejora de las relaciones interpersonales con mensajes más corpóreos.

Sin embargo, la comunicación a distancia, implica numerosas problemáticas  devenidas de la telemática además de las propias del mundo físico. Entre estas  problemáticas se cuentan el cuestionamiento del espacio, el tiempo, el cuerpo, la  mente, la conexión, el contexto, el mensaje, las interacciones, las audiencias y las  interfaces.

La telepresencia es en esencia una forma de deseo por el otro en plenitud. Estas  prácticas de creación a distancia implican la necesidad de una consciencia en red; la apreciación de la fragilidad del momento de la conexión tecnológica, psíquica y  emocional, así como, la predisposición a la coautoría y el trabajo colaborativo.

Estos son algunos ejemplos de pruebas de espacio y esquemas de flujo de la información.

Deja un comentario